martes, 15 de mayo de 2012

inspiration nulle

No había musa. Las canciones de siempre no me inspiraban nada. No podía contar mi día porque había sido monótono y aburrido. No podía hablar de mis aspiraciones porque siempre eran las mismas, ser feliz. No podía copiar a nadie, nunca lo he hecho y me parece mediocre. No había visto ninguna película que me trajese una imagen, una palabra, un mero e insignificante instante a la cabeza. No sentía ni amor ni odio, ni pena ni alegría. Estaba sencillamente indiferente frente a la pantalla del ordenador cuando me salió esto.

1 comentario:

  1. la no inspiración te sienta preciosa...de vez en cuando :)

    ResponderEliminar