domingo, 25 de diciembre de 2011

Have yourself a Merry little Christmas

          Nueva York en Navidad parece otra. Times Square se pinta de rojo con lunares amarillos, empiezan a llenarse las esquinas de cascabeles y gente gorda vestida de rojo y con barba. Los Christmas Carols se escuchan en todas las tiendas y en el Rockefeller Center se patina sobre hielo. La Navidad se celebra, gracias a Dios, en todo el mundo. Todo el mundo está de fiesta por unos días. Es de las pocas cosas que casi todos los hombres de la Tierra hacemos a la vez, para qué negarlo.

           Siempre he disfrutado de las Navidades newyorquinas, son realmente: nieve, frío y calor a la vez, la risa de la gente y la ilusión de los niños. Una ilusión provocada por otro Niño, que envuelto en pañales nos regaló su Vida.

Hang a shining star upon the highest bough.
And have yourself a merry little Christmas now.

viernes, 23 de diciembre de 2011

Diez y Modesto

Acababan de llegar Lucía y Pilar y ya estaban todas sentadas alrededor del chocolate. Mientras, María comentaba que el pastel de piel de patata era una delicia. Aunque quizá suene raro, Cristina añadió que era más que eso, era monísimo. La otra María no dejaba de decir que no desvelaran el final que había tenido exámenes y no le había dado tiempo de terminarlo, la excusa. Modesto seguía en silencio los comentarios de aquellas bellezas por casar... Valle silenciaba la black para no interrumpir el comentario de Teresa, que rara vez no se oía en la reunión del club de los viernes. Isa decía que el titulo le fallaba, demasiado largo, Isabel decoraba cariñosamente a Modesto mientras Inés se comía disimuladamente el último sandwich.

sábado, 17 de diciembre de 2011

Love actually,

Siempre que sales del cine, depués de una película romántica, te decepcionas con el mundo real. Entras en el metro y el chico que pica el billete antes que tú no te sonríe al ver como te has atascado en la puerta. Te sientas en el vagón, coges tímidamente tu libro y el  de al lado no te suelta un ' Me encantó leer ese libro' . No, la vida no es una película. Sé que es un poco infantil pensarlo, el hecho de querer una realidad que no es la tuya, el hecho de no conformarte con la vida. Pero es precisamente eso, yo no me conformo con la vida. Necesito encontrar el lugar, el momento y la forma adecuada para que el chico que espera todos los días el autobús contigo se de la vuelta y te diga 'Oye perdona, ¿sabes a qué hora pasa el bus exactamente? Es que siempre se retrasa o eso me parece' Tu soltarías típica risa de 'oh qué bueno que me preguntes me encuentro en la misma situación' Y él diría 'Hola soy Jamie ¿tú?' 'Yo soy Ellie' y empezarías a hablar. Te diría que siempre te ve por las mañanas contando las baldosas que hay del paso de cebra hasta la parada. Entonces te darías cuenta de que él también quería hablarte, como ha hecho, caerías en la cuenta de que no solo tú te fijabas en el color de su corbata sino que él respiraba profundamente el olor de tu perfume para aguantar con vida hasta el día siguiente a las nueve de la mañana, cuando te volvería a ver cruzar la calle y sentarte tiritando en el banco metálico de la parada de autobús. 


La vida no es una película, es aún mejor. 

domingo, 11 de diciembre de 2011

objetivo: la luna.

- ¿Sabes? Lo voy a conseguir, este año me lo he propuesto.
- ¿El qué? ¿De qué hablas?
- De estar como.. no sé a ver.. Mira Renée Zellweger para El diario de Bridget Jones engordó mogollón ¿no?
- Si, ¿y qué tiene que ver eso con el 2012?
- Espera, ella siempre escribía en su diario, adelgazar, dejar de fumar y no sé que más ¿no?
- Si...
- Pues yo lo tengo más fácil. Solo tengo que adelgazar, porque ni bebo, ni fumo, solo como chocolate...
- Estás completamente loca.
- No es que lo he estado pensando y.. Tal como estoy el hombre de mi vida no me reconocería, no sabría que soy yo... no se si me entiendes.
- Definitivamente no. Mira eres muy inteligente, simpática y guapa, pero cuando te pones a hablar de comida...
- ¡Pero si no estaba hablando de comida! Sino de todo lo contrario. 
- Terminate la muffin y no vamos payasa.. ¡ Renée Zellweger! Si es que... 

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Adviento

Se apagan una a una las luces del apartamento. Los niños se arrodillan alrededor de una corona adornada con lazos rojos y verdes. Su padre agarra un libro gordo y de hojas finas y comienza a leer lentamente. Son cantos de esperanza y alegría. Es tiempo de espera y preparación. El más pequeño de la casa no puede evitar comprobar si el angelito hoy tampoco se ha olvidado de dejar la chuche, la provisión para este largo camino hacia el pesebre. Después de santiguarse se levantan riendo a escondidas porque una de las pequeñas ya está frente al calendario deseosa de recibir su premio por haber estado en silencio intentando comprender las palabras que su padre recitaba hace unos segundos. Cantan, todos juntos, ensayan distintas voces mientras la pequeña Pía reparte la golosina de hoy. 

Esperamos, preparamos y aguardamos Su venida sin la cual nada tendría sentido.